Crítica: Atlántico, nuevo disco de Xoel Lopez

A la venta desde el 17 de abril, el nuevo disco del inquieto Xoel López -aunque primero con su nombre real- es de esos discos que se explican antes siquiera de empezar a escucharlos. Ya desde el título y la colorida portada de ‘Atlántico‘, se advierte que el periplo de Xoel por América sin duda ha marcado esta nueva entrega.

Puntuacion EO!: 11/15
portada del disco

Web del artista
Comprar este disco

Quien vaya buscando el pop resultón de ‘Deluxe’ tal vez pueda llevarse una pequeña decepción inicial, pero creo que nadie esperaba que Xoel no se renovase, y el resultado final es tremendamente interesante.

Desde el arranque con ‘Hombre de ninguna parte’ aparecen canciones de espíritu viajero como ‘La Gran Montaña’, ‘Postal de Nueva York’ o su particular recuerdo a la capital argentina en ‘Buenos Aires’. Una ciudad esta que, junto con A Coruña, vivió la grabación de este ‘Atlántico’ en que las composiciones de Xoel (todas suyas excepto ‘El Asaltante de Estaciones, que firma junto a Lola García Garrido) visten sus ritmos y melodías de sonidos de inspiración suramericana.
Xoel coge todas esas influencias, las hace suyas y las integra con su lírica, en lo que parece la evolución natural tras su “Caravana Americana”.

El pop íntimo del gallego, nuevamente producido junto a Juan de Dios Martín, se carga aquí de sinceridad y de nostalgia, refleja cierta fascinación, crece y se completa con instrumentaciones y coros que, paradójicamente, lo simplifican también.
Declaraciones con ritmo juguetón -Desafinado Amor- o sencillos cantos a la fragilidad, los sueños e ilusiones como en la magnífica ‘Tierra’, llenan un disco que cuenta con unas cuantas canciones notables. Tras ponerse en ‘Joven Poeta’ un tanto mejicano, aun queda tiempo entre los doce cortes que componen ‘Atlántico’ para desatar las cuerdas y experimentar un poco con los saltos de ‘El Asaltante de Estaciones’, una canción que termina y vuelve a empezar, que se parte en tres y deja con ganas de volver a empezar desde la primera de nuevo.

Desde luego, lo nuevo de Xoel no suena exactamente como ‘Deluxe’, ni como sus anteriores proyectos. Su etapa americana le ha sentado maravillosamente y ‘Atlántico’ ha resultado un disco que es casi, como se intuye desde la portada, un colorista exorcismo musical cuajado a través de kilómetros de tierra y agua. Un disco a tener muy en cuenta.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *