Entrevista a Jordi Skywalker

Con motivo del lanzamiento de su nuevo disco ‘Corazón de Padre Atómico‘ (Paul Music/Discmedi), EO! entrevista a Jordi, que nos habla del disco, del pasado, presente y futuro.

Han sido 12 años sin noticias tuyas, y de pronto reapareces con ‘Corazón de Padre Atómico’, así que lo primero que te preguntará todo el mundo es ¿dónde se ha metido Jordi todo este tiempo?
He estado viviendo, buscando ilusiones nuevas, vida y libertad; sigo en ello, lo único es que ahora estaba algo más cerca y sentí que era el momento de hacerlo… Cuando me marché de los escenarios quería desengancharme de mi mismo y mis polleces personales. Solo el amor puede romperte en pedazos y gracias a Wakan encontré a mi pequeña y adorable estrella del corazón. Me he dado cuenta de que la realidad de los hombres es muy frágil, y que las cosas más importantes son chiquititas y delicadas…hay que esforzarse por reconocerlas y cuidarlas.

jordiskywalker

Y un buen día, ¿te levantas y decides que vas a volver a tocar y cantar, y a grabarlo en un disco?¿o es algo que ya estaba rondando por ahí?

Como te decía he trabajado por re-nacerme, creo que lo más grande para una persona consiste en descubrir sus dones y sus limitaciones, así es un poco más fácil tirar pa´lante contigo y tus cosas. Lo mío es esto así que, aquí estoy para darlo. Creo que las canciones y yo mismo estábamos preparados para compartirnos con otras personas…

Afirmas en la contraportada del album que en este disco “Hemos hecho lo que nos ha salido de los cojones” ¿cómo siente esa libertad creativa absoluta?
Yo la percibo como algo natural, o sea, que no podría haberlo hecho de otra forma. Creo que el hecho de poder volver a la escena se debe a que la libertad creativa es la única manera que concibo para trabajar a gusto y ahora la tengo al 100 por cien, creo que esta actitud es mental. Depende de que es lo que privilegias a la hora de crear algo.

jordiskywalker

¿Cómo va a ser la gira de presentación de ‘Corazón de Padre Atómico’? La presentimos espectacular…
Pues yo me la imagino muy de escenarios pequeños, al aire libre, tipo verbena de pueblo…Bonito, divertido y vivo…que lo importante viaje por dentro, no por fuera, así que no me lo imagino espectacular, al menos en lo que a medios se refiere, me lo imagino vivo, con vida, con vidilla…

En el disco hay varias canciones en francés, un idioma poco habitual en la música española, supongo que para tí surgió de forma natural…
Si, he vivido y viajado por Francia durante cinco años, tengo grandes amigos allí y he adquirido el idioma de forma natural, me encanta Francia y los franchutis, solo que los inviernos se hacen eternos…lluviosos.

En estos años, ¿cuántas veces has pensado “estos borricos, son más listos que muchos humanos”? ¿Te han enseñado muchas cosas?

Los burros, como todos los animales, son un ejemplo de armonía. La inteligencia animal es algo misterioso porque, sobre todo en el caso de los animales domésticos, nos confronta a nuestra propia crueldad, afán de dominio ,necesidad de controlar, los animales gozan de una bondad auténtica, no les importa si eres listo o tonto, solo les importa si les transmites seguridad o miedo y vivimos en un mundo donde hay aún demasiados humanos transmitiendo miedo… habría que aprender mucho de los animales, sobre todo en el hecho de confiarse a la vida tal y como ES.

¿Qué música escuchas o te inspira ultimamente?
Estoy flipando con el compás del flamenco, es lo que más me gusta; es indescriptible lo que me hace sentir, ahí queda eso.

¿Qué queda del espíritu ‘Buenas Noches Rose’ doce años después?
No se, creo que el espíritu nunca muere, de hecho me da la impresión de que está más vivo ahora que cuando el grupo estaba en activo…eso es fantástico para quien disfruta de escuchar hoy a Buenas noches Rose, de todas formas, que queda de la nieve del invierno pasado? pues las flores de este verano… nada queda sin transformarse en otra cosa…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *