Crítica: Oxytocin, nuevo disco de Patricia Moon

La gallega Patricia Moon acaba de publicar su nuevo disco ‘Oxytocin’, un disco breve pero intenso donde la rockera y violinista afila un poco más las garras y se suelta la melena.

Puntuacion EO!: 11/15

Oxytocin es el segundo disco de Patricia Moon.
Web del artista
Comprar este disco

Esta viguesa, cuya carrera no es muy conocida pese a haber trabajando con algunos grandes nombres, es una rockera de formación musical clásica y a la que se la solía ver pegada a un violín -aunque es multinstrumentista-. También saltó a los medios por su estancia en una casa de cristal en pleno centro de Madrid donde buscó inspiración.
Ahora nos presenta su segundo disco, con ocho cortes de gran personalidad que suponen un salto respecto al carácter más acústico del debut que llevaba su nombre.
El tema que abre el disco y que le da título, ‘Oxytocin’ es una melodía desenfrenada y hedonista y después ‘The Last Rock Star’ o ‘Who Dares to Bribe Death’ profundizan en esas influencias rockeras que toman elementos del soul al grunge, pasando por el garage. Todas ellas englobadas en el género que la artista ha denominado “rock lunático”. En otros temas como ‘This is my Life’ toma el protagonismo el violín cuyo lamento se funde con el de la voz de Patricia, capaz de salir airosa del susurro y del grito en canciones como ‘Oh my home’ o ‘Blue Note’.
Completando la lista de canciones a destacar del album estaría ‘All That’s Left For You Is To Howl’ con su aire a melodía circense o cabaretera que parece decir “atentos al escenario, señores y señoras, no se pierdan a esta mujer”.

Ciertamente, este disco nos presenta a una Patricia versátil, que presume de influencias y cuyo sonido crece de forma sustancial.
‘Oxytocin’ está editado en CD por ‘El Pescador de Estrellas’ y EMI, y presentado con un arte que, sin embargo, a primera vista parece que encaja poco con las sensaciones que transmite el resto del disco, quedando la impresión de que si se quería explotar el indudable atractivo físico de la de Vigo, se podía haber conseguido un resultado mucho más elegante.
En cualquier caso, estamos ante un disco que ofrece un buen ramillete de canciones animosas y con carácter que sin duda se defenderán muy bien en las cortas distancias del directo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *