Reseña: ‘Corazón de padre atómico’, el regreso de Jordi Skywalker

Si alguna vez te preguntaste qué había sido de Jordi, el vocalista de los míticos ‘Buenas Noches Rose’, la respuesta es ‘Corazón de Padre Atómico’ el nuevo disco de Jordi Skywalker, una suerte de homenaje hippie a la vida sencilla que el propio artista lleva ahora, grabado de manera artesanal y con una naturalidad cautivadora.

Jordi se echó al monte, en el sentido literal, y de ahí sale este ‘Corazón de Padre Atómico’, un disco que el propio Jordi clasifica en un estilo ‘rockarromato’ que es a la postre una mezcla de rock, pop, reggae, folk, flamenco…que, en cualquier caso no se parece gran cosa a lo que Jordi hacía en ‘Buenas Noches Rose’, pero nos confirma que su creatividad y voz no han perdido ni una pizca de pegada.

Las letras de este ‘Corazón de Padre Atómico’, en castellano y en francés, nos hablan -nada nuevo hasta ahí- de la vida, la muerte y el amor. Pero lo hacen de una vida sencilla, un amor universal y la muerte como algo natural. Vamos, que Jordi ha descubierto la espiritualidad en la naturaleza y le rinde homenaje con un disco que es en ante todo un ejercicio de ecléctica artesanía musical. Grabado en ‘Estudios Rustikos’, aparte de la guitarra, bajo, y percusiones, en el album suenan mandolina, armónica y también una paellera, cucharillas, y otros elementos que nos hablan de cómo se ha grabado este disco: con total libertad creativa. Y el resultado es cuando menos sorprendente.

Puntuacion EO!: 11/15
Tras la desaparición de ‘Buenas Noches Rose’, Jordi desapareció de la escena musical y se ha pasado los últimos doce años “en el alma del mundo”, enamorándose del sol, la tierra y el mar.
Portada del disco
Comprar este disco

Temas como ‘Babylon’, de toque ‘reggae,’ el canto a la vida tranquila en el corte que abre (Burriquita) o ‘Walkabout.jam’ nos confirman que tras estos doce años poco queda del prototipo de rockero que Jordi era en Buenas Noches Rose salvo un enorme talento para hacer canciones. También hay hueco para canciones pegadizas y divertidas como ‘Heroe de mi casa’ y, por supuesto, un puntito de crítica social como en ‘Simple’. En total son trece canciones las que componen un album muy bien presentado (digipack con libreto y desplegable con fotos y letras) que edita Paul Music, y que ha sido producido -también colabora en lo musical- por Ruben Pozo (Pereza), quien fuera compañero de Jordi en BNR. Y para colmo, ha salido a la venta a un precio bastante razonable.

Han sido doce años de silencio, pero no cabe duda que este regreso es de los que vale la pena escuchar. Dice en la contraportada que en esta disco han hecho “lo que nos ha salido de los cojones”. Pues ole los suyos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *