Crítica: Donde rugen los volcanes, nuevo disco de Najwa

La siempre ecléctica Najwa acaba de publicar su nuevo disco, Donde rugen los volcanes (Warner, 2012), un album donde la sugerente voz de Najwa Nimri se vuelve a fundir con melodías totalmente sintéticas en un trabajo que recupera la electrónica como protagonista, con Raúl Santos (y la propia Najwa en este caso) a la producción una vez más.

Aunque la electrónica siempre ha estado presente en sus discos, no se puede acusar a Najwa de autocomplaciente o de no arriesgar. En este caso, al contrario que en sus últimos largos ‘El Último Primate’ (2010) y ‘Walkabout’, la electrónica ya no es una acompañante más, sino la auténtica protagonista del disco.

Puntuacion EO!: 9/15
portada del disco

Visita la web del grupo
escúchalo
‘Donde rugen los volcanes ya está a la venta.

Una electrónica definida con habilidad como “tecno de corte minimal”, de corte un tanto ambiental que engarza con la voz generalmente susurrante de Najwa en un conjunto que suena un tanto hipnótico en cortes como el que da título al disco o ‘Nada nos puede pasar’.
Aunque en un primer acercamiento el disco parece pecar de cierta linealidad, una escucha más precisa empieza a revelar el verdadero alcance y matices de un disco bastante experimental. Desde las bases más ambientales y sensuales coronadas por la experimentación vocal (Mi Cama) a las melodías más trance.

Probablemente, tras la edición de ‘El Último Primate’, pocos esperaban un disco como este que, para bien o para mal, no apuesta por lo facil. Compuesto por 10 cortes, la edición en CD se presenta en digipack con desplegable generoso en tamaño y ¿premeditadamente? minimalista en diseño.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *